El jefe del servicio de oftalmología del Hospital de La Serena asegura que ambos pacientes sufrieron alteraciones mínimas, producto de inflamación de la córnea.

Dos personas con afección a nivel ocular tras ver el eclipse del 2 de julio se han registrado en la región hasta el momento, según informaron las autoridades locales de Salud.

Desde el Servicio de Salud Coquimbo informaron que los pacientes, una mujer y un hombre, presentan queratitis actínica, una quemadura a nivel de córnea que no compromete la retina y ocasiona alteraciones mínimas que requieren de tratamiento con gotas.

El primer caso es el de una mujer con pérdida de visión en uno de sus ojos, que observó el eclipse con lentes de protección certificados pero mal puestos, tras colocárselos encima de sus lentes ópticos de gran aumento. Una vez que pasó la totalidad, los especialistas presumen que ella recibió algunos rayos y de inmediato le ocasionaron ardor y dolor.

El segundo caso fue el de un hombre que el día del eclipse pasó toda la jornada a exposición del sol sin ninguna protección. Esta persona está con tratamiento de gotas oftalmologicas y control médico para evaluar su avance. Julio Moreno, jefe de Servicio de Oftalmología del Hospital de La Serena,  detalla que esta afección ocasiona cuatro síntomas: mucho dolor, molestia con la luz, lagrimeo y sensación de arena en los ojos.

“Yo lo comparo con una persona que fue a la playa, se quedó todo el día al sol y después no se puede tocar la espalda porque le duele. Esa persona espera tres días y le sale una nueva cubierta en la piel. Aquí es lo mismo; el ojo primero tiene un daño en las capas superficiales, esas capitas se van a reemplazar con o sin tratamiento (…) se debería arreglar en pocos días”, señala. El llamado del especialistas es a que las personas se protejan del sol en todo momento ya que una exposicion prolongada puede resultar en una irritacion o quemadura leve (queratitis) o incluso algo más grave como una retinopatía.

“Afortunadamente no llegó ninguna persona a consultar por daño retinal, ese daño es irreversible y no tiene ningún tratamiento”, acotó.

Fuente: Diario el Día

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here