Con relativa normalidad, y bajo la permanente vigilancia y
coordinación de los integrantes del Comité Operativo de
Emergencias (COE), encabezado por la Intendenta Lucía Pinto, se ha
desarrollado el sistema frontal en la región de Coquimbo.

33mm en Pan de Azúcar; 48 mm. en Rapel; y 68.3 mm de lluvia en Quilimarí, son
los mayores registros de agua caída en las provincias de Elqui, Limarì y Choapa,
respectivamente. Información contenida en el último informe emitido por ONEMI
tras la última sesión del Comité Operativo de Emergencias (COE), encabezado por
la Intendenta Lucía Pinto.

Se trata de dos sistemas frontales que llegan a la Región de Coquimbo de forma
simultánea, siendo enfrentado por la región sin mayores contratiempos. Según
informó la Intendenta Lucía Pinto “el frente ya está en franca retirada, y
nosotros hemos estado constituidos desde el viernes analizando el escenario
en que la región ha resistido correctamente. No tenemos reportes de
comunidades aisladas ni caminos cortados, sin embargo, estamos atentos a
lo que pasa con las nevadas en desarrollo. En cuanto a los cortes de energía
tenemos menos de un 1% de hogares sin suministro de luz, situación que se
repite respecto de los servicios de agua y telecomunicaciones”.
Considerando las condiciones climáticas y las bajas temperaturas, la autoridad
regional definió la cancelación de las clases para colegios municipales,
subvencionados y jardines infantiles JUNI e Integra de toda la Región de
Coquimbo, mientras que hasta las 7:30 de la mañana de este lunes 11 de junio, se
registraban 177 viviendas con daño menor habitable. Las viviendas sin suministro
eléctrico totalizaron 582 en toda la región.

A partir de este panorama, la autoridad regional señaló que “hacemos un balance
positivo de cómo la región ha resistido este frente y en este minuto
reforzamos el llamado a toda la población a que tomen las medidas
relacionadas con las bajas temperaturas que se registran hoy y que se
mantendrán durante los próximos días. Ojalá que los niños se queden en sus
casas y ojalá no salir a ver la nieve y no tomar riesgos, para no tener que
lamentar hechos posteriores”.

Sobre la situación de albergues, se registran 81 personas en situación de calle
albergados en La Serena y 60 en Coquimbo, para quienes se debió habilitar
lugares adicionales. En materia agrícola, desde las heladas de la semana pasada y

hasta hoy se trabaja en los catastros regionales de afectación, con el fin de tomar
las medidas de apoyo necesarias.

Sobre el comportamiento del sistema frontal, el Director de ONEMI, Rubén
Contador, detalló que “de acuerdo a los pronósticos iniciales que nos entregó
la Dirección Meteorológica de Chile, las condiciones se dieron incluso un
poco aumentadas, como reflejo del efecto dinámico que genera el cambio
climático. Destacan, por ejemplo, la comuna de Combarbalá que superó los
50 mm., y sectores como Huintil, en Limarí, que están llegando a los 68 mm y
Coirón donde tenemos antecedentes de que han precipitado hasta 90mm.
Sobre la nieve, actualmente casi la totalidad del cordón cordillerano de la región
registra precipitaciones, lo que “así como nos crea algún grado de complejidad,
nos va a permitir tener reservas de agua sólida para el verano y mitigar en
parte el problema de la sequía y la entrega de agua potable a través de
camiones aljibe”.

Se esperan nevazones durante toda la jornada, con aumento de vientos, llegando
hasta los 100 kilómetros por hora, por lo que la recomendación es a no dirigirse a
estas zonas con fines turísticos o recreativos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here