Se trata del cuarto B del Colegio Golden Hind School, curso que fue inscrito fuera de plazo y figura como “oyente”. Una prueba de conocimiento podría ayudarlos a ser promovidos.

Apoderados se oponen y lo consideran injusto. Secretaría Regional Ministerial de Educación se apega a la ley, garantizando continuidad de los alumnos y cede responsabilidad al establecimiento. ¿Se imagina trabajar todo un semestre y que, llegando al final, se entere de que todo lo que hizo no tiene validez? Esto es justamente lo que viven los apoderados del cuarto B del Colegio Hind School de Coquimbo.

Curso que viene junto desde primero básico y por un error administrativo, quedó con sus pupilos inscritos fuera de plazo, lo que los tiene sólo en calidad de oyentes. Un verdadero balde de agua fría que, de un momento a otro, altero el rumbo de su año escolar. “Esto nació de una información que se entregó en el centro de padres a una continuación para quinto básico. En este colegio sólo existe un curso paralelo, que es el cuarto básico y se nos entregó la información de que no iba a haber continuación para el próximo año.

Esperamos una solución y como ya estaban por llegar las vacaciones de invierno, un grupo de apoderadas fuimos a consultar a la secretaría de educación”, comenzó diciendo la apoderada Alexandra Álvarez, al ser consultada por El Día.

Acá es donde se dieron cuenta que algo no andaba bien. “llegamos a la información que la sostenedora del establecimiento no había hecho bien los trámites de inscripción y que los chicos estaban sólo como alumnos oyentes”, agregó.

Fuente: Diario el Día

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here